Estudiantes del conalep que prueban que solo les importa una cosa en mundo. (VÍDEO)

El amor no conoce de nacionalidad, idioma o clase social. La belleza femenina nace hasta en los barrios más pobres, y es de eso de lo que se trata esta nota. Sin duda te querrás comer a cualquiera de estas mamacitas de escuela pública.

Los fresas dirán que ¨jamás¨, pero ellos no cuentan, son más ¨suavecitos¨ y delicados que una princesa. ¡Ellos no son hombres! Un verdadero hombre nunca diría que no a una ¨florecita de barrio¨ como estas:

1.

2.

3.

4.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *